COMUNICADO DE LA FCDS

COMUNICADO DE LA FCDS

Desde la Federación Catalana de Donantes de Sangre condenamos enérgicamente la violencia ejercida por parte de las fuerzas de seguridad del estado para intentar impedir el referéndum del 1 de octubre.

Las actuaciones policiales para desalojar violentamente a los miles de personas que se han reunido en los colegios de Catalunya y para requisar el material para la votación son absolutamente inadmisibles y son una violación de derechos civiles y políticos y de la convivencia de la sociedad catalana.

En este sentido, expresamos la solidaridad y el afecto a todas las personas heridas y deseamos que se recuperen pronto, al tiempo que consideramos que estos hechos merecen una respuesta contundente.

Queremos constatar la vulneración de los derechos fundamentales y las libertades democráticas que se están produciendo por parte del Gobierno y los organismos del Estado. Llamamos al conjunto de la ciudadanía de Catalunya, en su pluralidad y diversidad, a la defensa de un marco democrático que tenga por principio el diálogo y no la fuerza.

Nuestra organización considera que la represión, la fuerza bruta, la intimidación, la vejación, la humillación, la deshonra, la coacción, son actitudes inhumanas de maltrato que responden a provocaciones de quien cree ostenta el poder.

Vulnerar la más básica norma de convivencia -el respeto hacia la ciudadanía- es dilapidar la paz social. Quien pega, quien golpea, quien daña a otro, es cívicamente ilegítimo, denigrado y desautorizado por el pueblo.

Sirvan estas palabras para hacer un llamamiento al conjunto de fuerzas políticas y sociales de España y de Europa para que hagan todo lo que sea necesario para garantizar los derechos fundamentales y las libertades de la ciudadanía de Catalunya.

La mejor respuesta es la que se expresa pacífica, contundente y democráticamente.

  • imatge 1
Comparteix